martes, 4 de octubre de 2011

En busca de un estado de equilibrio.

Las últimas dos películas que consumí fueron  Monsters, Inc  y La chance de ma vie, la primera del género “infantil” y la segunda perteneciente a la “comedia”. Aquí, una pequeña reseña de ambas películas:

Monsters, Inc tiene como protagonistas a dos personajes: Mike y Sulley, quienes son los más exitosos en su trabajo de acuerdo a los números de la organización; su labor es espantar a los niños del planeta Tierra para obtener, con sus gritos, la energía suficiente que sacié Monstropolis. Su buen desempeño se ve frustrado cuando, por descuido de Sulley, una niña entra a la compañía, pues los niños humanos son vistos como “bichos raros y peligrosos”. La trama de la película pasa, y al final de la misma se cambian los gritos por risas, al comprobar que estas últimas eran más eficientes para el objetivo de la organización.

La chance de ma vie (La oportunidad de mi vida, en español) trata de un hombre quien vive de hacer exitosas las relaciones amorosas de las parejas francesas. En una fiesta, encuentra a una bella mujer de la cual se enamora y después la busca, siendo ella quién lo encuentra en su consultorio. Ella, además de ser bella, es diseñadora e inteligente y su sueño es diseñar un automóvil y vender su concepto. Cuando comienza la relación de nuestros protagonistas, las cosas para ella empeoran, teniendo como argumento la “mala suerte” que él le ha traído a su vida. Ella le pide que se aleje de su vida por todos los malos acontecimientos, logrando, tiempo después, vender su diseño a la marca DuPont. Al final, se da cuenta que su logro, fue gracias a la “mala suerte” que el otro le había traído y no por haberlo hecho a un lado.

¿Encuentran alguna relación entre ambas películas?
Se los explicare desde la comunicación utilizando los conceptos de  Entropía y Homeostasis:

Daniel Katz y Roberts Kahn definen la entropía como “una ley de la naturaleza, según la cual todas las formas de organización se mueven hacia su desorganización o muerte”, en otras palabras la entropía es igual al caos. Los mismos autores conceptualizan la homeostasis como “un estado de equilibrio”.

Lo que busco es exponer que los momentos entrópicos de nuestras vidas deben ser aprovechados y se deben buscar las oportunidades que permitan enderezar el camino y lograr nuestros objetivos, consiguiendo así por cierto periodo de tiempo la homeostasis; que a su vez, necesita de más crisis para no quedar estancada y convertirse esto en un proceso dinámico.

Espero que con esta breve explicación, entiendan la relación que encuentro entre las películas antes mencionadas. Comúnmente escucho que “no hay mal que por bien no venga”, y no por ello los invito a estar siempre en procesos entrópicos, lo que debemos buscar es un estado de equilibrio, entiéndase como la homeostasis.


 


 


La razón es la solución a todos los problemas. Saber pensar, para saber hacer.


5 comentarios:

  1. Me gustó, la comparación que se hace, aunque el último parrafo me sonó a programa de Toño Esquinca. Por lo de más bien.

    ResponderEliminar
  2. jajaja... Coincido un poco con anónimo acerca del final. Creo que abordar estos temas es en ocasiones arriesgado si no se saben enfocar. Me gusta, no me encanta. Vas bien, puedes mejorar.

    ResponderEliminar
  3. Yo no le encuentro similitud a un comentario estilo "Toño Esquinca", creo que le haria falta un poco mas de dramatismo...
    Difiero un poco con tu comparacion, o tal vez lo enfocaste hacia los mismos termiinos pero usando otras palabras, espero tu respuesta...
    No siempre los momentos entropicos que tengamos en nuestras vidas requeriran que, y cito "enderezemos el camino"; una clase que tuve hoy de Comunicaciones internas nos mencionaba acerca de comenzar desde cero, cometer errores; que los avances se dan a partir de fortuitas acciones. No he tenido la oportunidad de ver la segunda pelicula, pero si la primera; y ahi claramente vemos como se llego a un "punto cero", como bien mencionas, al "caos", y por ende ya no podriamos hablar de una homeostasis; se tendria que conceptualizar ahora una "neguentropia", ya que la accion que nos lleva al punto de quiebre nos genero un cambio positivo, y ademas evolutivo (la pelicula dice que las risas son 100% mejor que los gritos) La entropia solo nos genero un cambio negativo; la homeostasis aplicaria solo en un estado de confort de cualquiera de los 2 estados anteriores.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. @RamR3 trato de entenderte, la "neguentropía" es lo contrario a lo "entropía", si esta última significa caos, luego entonces la primera es orden, ¿me equivoco?

    En el caso de Monsters, Inc no se llegó a un "punto cero", el objetivo es el mismo, la metodología no.

    A lo que tu llamas "evolutivo" yo lo entiendo como dinamismo.

    En la misma clase hablaban de "voluntad", yo te pregunto ¿con voluntad se obtienen las cosas?, según yo debes tener: disposición.

    ResponderEliminar
  5. Ok, no diferimos en conceptos, solo aclarando, la entropia como bien dices es “una ley de la naturaleza, según la cual todas las formas de organización se mueven hacia su desorganización o muerte”; el concepto de "neguentropia" es el mismo ¿en que difieren? en q la entropia no m generara cambio, y la neguentropia si; hay retroalimentacion negativa y positiva respectivamente; es por eso que en la entropia es dificil pensar en la homeostasis.
    En el caso de la pelicula si llegamos a un punto caotico, y hasta en cierto grado, de confort (Mike habla sobre la quiebra de la empresa y la crisis en la ciudad); por breves segundos no habia ni objetivo ni metodologia.

    Reitero, el dinamismo, en vagas palabras lleva un proceso mental, lo generamos en algun punto; lo evolutivo se da sin buscarlo (los personajes descubrieron que las risas eran mejor, no lo buscaron)

    Gracias por tu pregunta, para mi se requieren las dos cosas; puedes tener disposicion para generar un producto o desarrollar un proyecto, ademas de los elementos necesarios; pero sin la voluntad, la disposicion se vuelve obsoleta, es como un trabajador el cual va a laborar simplemente por el hecho de recibir un sueldo, sin ganas de desarrollarse profesionalmente, sin "voluntad"

    ResponderEliminar